Instituto Superior Tecnológico Cuest TV

Día Mundial por la Diversidad Cultural

Celebrando la Riqueza del Diálogo y el Desarrollo

24 de mayo de 2024

Autora: Luisa Chablay

Cada 24 de mayo, los ecuatorianos recuerdan con orgullo la Batalla de Pichincha, un enfrentamiento crucial que jugó un papel fundamental en la lucha por la independencia de la región andina del dominio español. Este acontecimiento histórico tuvo lugar en 1822 en las laderas del volcán Pichincha, cerca de la ciudad de Quito.

En esta batalla, alrededor de 3,000 combatientes, entre infantería y caballería, se unieron en el ejército patriota. El general venezolano Antonio José de Sucre, destacado lugarteniente de Simón Bolívar y conocido como el Gran Mariscal de Ayacucho, lideró a estas fuerzas. Bajo su mando, el ejército independentista aseguró la independencia de las provincias pertenecientes a la Real Audiencia de Quito. Sucre continuó su lucha por la libertad en toda América del Sur, convirtiéndose en una figura clave en la emancipación del continente hasta su prematura muerte en 1830.

Por otro lado, el militar español Melchor Aymerich, quien comandaba el ejército realista y era el último presidente de la Real Audiencia de Quito, defendió con firmeza las posiciones españolas. Sin embargo, fue derrotado por las fuerzas de Sucre. La victoria en la Batalla de Pichincha no solo selló la independencia de Ecuador, sino que también cimentó la reputación de Sucre como uno de los grandes héroes de la independencia sudamericana.

La Batalla de Pichincha es un símbolo de valentía y sacrificio en la historia de Ecuador y América Latina. Cada año, en esta fecha, el país honra a los héroes que lograron su independencia y reafirma su compromiso con los valores de libertad y justicia.